Currently set to No Index
Currently set to No Follow

Nuevo capítulo en conflicto por envío de gasolina: Venezuela – Iran – EE.UU. Resumen

145

Cargueros provenientes de Irán continúan su viaje hacia el mar Caribe con el fin de entregar combustible a Venezuela, mientras Estados Unidos evalúa represarías.

Venezuela atraviesa una fuerte crisis de escasez de combustible y el gobierno de Nicolás Maduro ha llegado a un acuerdo con Irán, quienes han enviado cinco tanqueros que contienen un aproximado de un millón y medio de barriles de combustible.

A lo que funcionarios de alto rango de Estados Unidos han respondido con que evalúan tomar respuestas ante este envío, que también tienen certeza de que ha sido pagado con oro.

Gibraltar Schiff Clavel fährt von Iran nach Venezuela (picture-alliance/AP Photo/M. Moreno)

Además, de ser una situación que se mezcla con el conocido conflicto en Medio Oriente y que no hace más que avivarlo, trasladando operaciones del Golfo Pérsico al mar Caribe, que se considera desde un punto de vista histórico dominio de EE.UU.

EE.UU emitió advertencia a los cargueros iraníes, por lo que no pueden estar cerca del país a menos de cien metros en el golfo Pérsico y de Omán.

Ante las declaraciones de Estados Unidos, las sanciones y restricciones que ha establecido contra el gobierno de Nicolás Maduro, Irán ha respondido con una advertencia donde dice que no toleraran actos por parte del gobierno estadounidense contra sus busques que se dirigen a Venezuela.

Agregan, que tanto Estados Unidos como el resto de países del mundo saben que no dudaran en reaccionar ante cualquier acción contra sus cargueros. En caso de continuar generando problemas, ofrecerán respuesta firme y demoledora.

Por su parte, Venezuela ha declarado recientemente a través de Padrino Lopez que, en cuanto dichos cargueros ingresen a zona económica venezolana, serán escoltados por barcos, naves y aviones de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

En cuanto a la oposición venezolana, ha declarado su preocupación por los lazos entre Nicolás Maduro e Irán, además de estar seguro de que se paga el combustible con “oro bañado de sangre” y que la transacción es ilegal.

Por lo tanto, la situación geopolítica, sobre todo en lo que refiere a Venezuela, Irán y Estados Unidos se encuentra agitada y seguramente en la lupa de países aliados de ambos bandos. Que podría resultar como detonante de una situación más grave.

No esta demás recordar que Venezuela contaba con una gran capacidad de refinería que superaba el millón de barril por día, pero que ha sido desmantelada y paralizada producto de mala inversión, manejo y mantenimiento.

Referencias:




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *