Currently set to No Index
Currently set to No Follow
Saltar al contenido
Trámites y Planillas de Venezuela

DirecTV cierra sus operaciones en Venezuela

DirecTV cerró sus operaciones en Venezuela

Con efecto inmediato, la empresa multinacional estadounidense AT&T Inc. dueña de DirecTV ha anunciado hoy que clausuran sus operaciones de DirecTV Latinoamérica en Venezuela.

A través de un comunicado, AT&T Inc. ha explicado que las sanciones impuestas a Venezuela por parte de Estados Unidos le prohíben transmitir los canales de televisión venezolana Globovisión y PDVSA TV.

A su vez, estos canales son solicitados para la licencia de DirecTV en Venezuela para que les permitan prestar el servicio de televisión paga.

DirecTV cerró sus operaciones en Venezuela

Señalan en el anuncio que se imposibilita para la empresa cubrir los requisitos legales propuestos por Venezuela y Estados Unidos, por lo que se ve en la obligación de cerrar sus operaciones en Venezuela.

Si te preguntas: ¿Qué tiene que ver AT&T Inc en todo esto? Te respondemos.

Entre las empresas de telecomunicación del mundo, es una de las más grandes y poderosas. Con presencia en casi toda Latinoamérica y parte de Centroamérica.

En el caso de Venezuela, abarcaba más del cuarenta por ciento del mercado a través de DirecTV y era de las pocas grandes empresas de Estados Unidos que se mantenían operando en el país.

AT&T Inc. habría adquirido DirecTV en 2015 por una suma que ascendía a los cuarenta y ocho mil quinientos millones de dolares.

Pierden los venezolanos

La plataforma de DirecTV era una de las principales proveedoras información y entretenimiento en el país.

En la mayoría de los sectores populares, optaban por DirecTV desde hace muchos años.

Era habitual observar en los cerros y sectores más humildes la característica antena.

Ademas, se podía acceder a información imposible de obtener por televisión estadal producto de los vetos del gobierno.

Prestaba una gran alternativa, y con precios de mensualidades mucho más económicas que la mayoría de tv por cable.

Todo como consecuencia de que el estado exige a DirecTV tener en la parrilla de canales al canal de PDVSA y Globovisión (del que forma parte Raúl Gorrin, uno de los primeros sancionados por Washington).

Lo cierto es que los venezolanos quedan sin opciones, en medio de la pandemia se cierra una de las más grandes fuentes de información y entretenimiento para el venezolano, que es el que pierde.